El Cuervo

Cierta noche aciaga, cuando, con la mente cansada meditaba sobre varios libros de sabiduría ancestral y asentía, adormecido, de pronto se oyó un rasguido, como si alguien muy suavemente llamara a mi portal…